Terapia láser

El tratamiento con luz de bajo nivel es una opción que se ha usado para personas que sufren pérdida capilar, tanto hombres como mujeres. Se ha demostrado que la luz roja del láser visible es efectiva para estimular y energizar las células dentro del folículo capilar.

Terapia láser: una ciencia probada

En 1966, Endre Mester, médico húngaro, publicó por primera vez un experimento en el que observó un crecimiento acelerado del pelo en ratas tratadas con terapia láser, por lo cual, la alopecia es la primera indicación terapéutica legítima para la terapia láser. Recientemente, la terapia láser de bajo nivel (Low-level laser therapy, LLLT) ha ganado aceptación en el tratamiento de la pérdida capilar, ya que hay evidencia de estudios clínicos y casos exitosos de pacientes que ha validado la terapia.
 
Aunque se usa desde hace más de una década, en los últimos años la terapia con luz de bajo nivel finalmente ha alcanzado aceptación masiva por parte de los médicos más importantes del campo de la restauración capilar, incluidos médicos reconocidos a nivel mundial que son líderes y miembros de organizaciones prestigiosas del área, como la Junta Estadounidense de Cirugía de Restauración Capilar (American Board of Hair Restoration Surgery) y la Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración Capilar (International Society of Hair Restoration Surgery).
 
La terapia láser de bajo nivel (Low-level laser therapy, LLLT) se usa desde los años sesenta para tratar diversas afecciones médicas, como alopecia, úlceras y dolores crónicos, como dolor de cabeza, dolor musculoesquelético y neuropático, sin efectos secundarios adversos de importancia. Cada una de estas aplicaciones está basada en los efectos biológicos de la fotobiomodulación en organismos vivos. El uso de bajos niveles de luz infrarroja cercana (NIR) para reducir el dolor, la inflamación y el edema, promover la sanación de heridas, tejidos más profundos y nervios, y evitar daño en los tejidos se conoce desde hace casi 40 años, desde que se inventó el láser1.
 
Numerosos campos de la medicina han aplicado la ciencia de la fototerapia usando láser de baja potencia en estas profesiones:
    • Terapeutas físicos: para tratar una gran variedad de dolores musculoesqueléticos agudos y crónicos
    • Dentistas: para tratar tejidos orales inflamados y curar ulceraciones diversas
    • Dermatólogos: para tratar el edema, úlceras que no sanan, quemaduras y dermatitis
    • Ortopedistas: para aliviar el dolor y tratar inflamaciones crónicas y enfermedades autoinmunes
    • Medicina veterinaria: para facilitar la cicatrización de la herida, reducir la inflamación y tratar el dolor musculoesquelético.
    • Clínicas de medicina deportiva y rehabilitación: para reducir la inflamación y los hematomas, aliviar el dolor, mejorar la movilidad y tratar lesiones agudas de tejidos blandos.

La LLLT y el control de la pérdida capilar

En 2007, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó por primera vez la terapia de luz de bajo nivel para el tratamiento de la pérdida capilar de patrón leve a moderada en hombres, para un peine láser diseñado para hacer crecer el cabello nuevamente. El problema con los peines láser es que la aplicación no es práctica, lo cual hace que no se sigan correctamente las instrucciones de uso y, por lo tanto, no tengan resultados óptimos en el uso no clínico. El surgimiento de la gorra de terapia láser Capillus ha revolucionado el uso de LLLT para el cabello. En los últimos años, la restauración capilar ha sido un área destacada, en la que la aplicación de tecnologías de LLLT ha permitido a los médicos mejorar los resultados de los pacientes. Ya sea que se use junto con procedimientos de trasplante capilar o medicamentos recetados para la pérdida capilar, la terapia capilar láser tiene el potencial de mejorar significativamente la salud de los folículos capilares, lo cual tiene como resultado una cabellera más abundante y con aspecto más natural.
 
Se ha informado que la LLLT para la pérdida capilar con láseres de luz roja:
    • Aumenta el metabolismo celular y la salud de los vasos sanguíneos del cuero cabelludo para que crezcan cabellos más gruesos, flexibles y duraderos.
    • Estimula las glándulas sebáceas para que el cabello luzca más sedoso.
    • Aumenta la producción de melanina en los folículos capilares y oscurece las canas.

Comparación de dispositivos

En Capillus®, ofrecemos dispositivos de terapia láser de bajo nivel (Low-level laser therapy, LLLT) destacados, diseñados para ayudar a hombres y mujeres a revertir los signos de la pérdida capilar. Para ver una comparación entre nuestros productos y otros dispositivos de tratamiento para la pérdida capilar, visite nuestra página de comparación de dispositivos para LLLT.

¹ Hamblin, Michael. MECHANISMS OF LOW LEVEL LIGHT THERAPY. Department of Dermatology, Harvard Medical School, BAR 414. Wellman Center for Photomedicine.

- Esta página tiene fines informativos. Capillus® no vende el peine láser ni el sistema de estimulación de crecimiento capilar MEP-90, ni tiene relación alguna con los productos.
¡Se ha suscrito correctamente!
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software